Estatutos

Artículo 1.- La Cofradía del Vía Crucis es una asociación de laicos cristianos orgánicamente vinculada a la comunidad parroquial de San Francisco de Asís de Mahón. Estará representada en el Consejo Parroquial con voz y voto.

Artículo 2.- La primordial finalidad es la de contribuir a la activa participación de los fieles en las celebraciones litúrgicas y actos de devoción popular de la Semana Santa y Pascua en la parroquia de San Francisco de Asís.

Artículo 3.- La cofradía cooperará de forma constructiva con las otras cofradías de la ciudad de Maó para la organización y celebración de las procesiones y otros actos de la Semana Santa.

Artículo 4.- La Cuaresma será especialmente vivida como tiempo de preparación personal y organizativa para la Semana Santa y Pascua. Los cofrades serán convocados a los actos previstos a tal efecto.

Artículo 5.- El primer viernes de Marzo, en el marco de la Cuaresma, la Cofradía organizará y celebrará la fiesta de Jesús el Nazareno y tomará parte activa en los actos programados.

Artículo 6.- Los candidatos a cofrades habrán de presentar su solicitud antes del domingo V de Cuaresma y, una vez admitidos, asistirán a la reunión ó reuniones informativas y formativas convocadas al efecto. No se permitirá, en consecuencia, la participación en las procesiones como cofrade a nadie que no haya estado debidamente admitido antes de la fecha indicada.

Artículo 7.- La Junta Directiva de la Cofradía se reserva el derecho de admitir o rechazar a los candidatos de acuerdo con los requisitos establecidos.

Artículo 8.- Los cofrades, además de cumplir con las obligaciones derivadas de su ingreso, abonarán una cuota anual para contribuir a los gastos de la cofradía. Dejar de abonar dos años consecutivos la cuota sin dar ninguna explicación significa la baja de la asociación.

Artículo 9.- En el caso de que un cofrade observe notoriamente una conducta contraria al espíritu y letra de estos estatutos, la Junta Directiva lo advertirá una y dos veces a enmendarse; si persiste en su actitud lo dará de baja temporal ó definitivamente.

Artículo 10.- La Junta Directiva constará de los miembros siguientes:

Hermano Mayor-Presidente: Su misión es la de velar por el buen funcionamiento de la Cofradía. Convocará y presidirá la asamblea general y las reuniones de la Directiva. Tendrá conocimiento de los actos organizados por la Cofradía o por alguno de sus miembros. Tendrá información general de los cofrades inscritos, de las altas y las bajas que firmará.. Signará los documentos librados en nombre de la Cofradía. Representará a la Cofradía en los actos a los cuales haya sido invitada la asociación o delegará su representación en el vicepresidente o en cualquier otro miembro de la junta.

Vicepresidente: Sustituirá al Hermano Mayor-Presidente en su ausencia.

Secretario: Llevará al día el libro de actas y hará las convocatorias pertinentes en nombre del Hermano Mayor-Presidente. Firmará las actas junto con el Hermano Mayor. Llevará al día el registro general de los cofrades. Se encargará de la parte burocrática.

Vicesecretario: Ayudará al secretario y lo sustituirá en su ausencia.

Tesorero: Tendrá el registro de todos los cofrades a quienes cobrará puntualmente las cuotas; llevará el libro de cuentas con toda diligencia y no tomará ninguna decisión de tipo económico sin contar con el acuerdo de la Junta Directiva y ejecutará los acuerdos de orden económico que hayan sido tomados. Firmará con el Hermano Mayor-Presidente los documentos de tipo económico.

Vicetesorero: Ayudará al tesorero y lo sustituirá en su ausencia.

Consiliario: Será el Rector de la Parroquia de San Francisco, el cual asistirá a las reuniones ordinarias y extraordinarias y velará por la integración eclesial de la Cofradía así como por la formación cristiana de sus miembros.

Síndico: Llevará al día el inventario de bienes (no monetarios) de la Cofradía y será el responsable de su patrimonio.

Vocales: Completarán la Directiva, hasta diez en total.

Artículo 11.- Para el mejor funcionamiento de la Cofradía se constituirán comisiones de trabajo para que presenten propuestas a la Directiva o ejecuten las resoluciones. Los ámbitos de trabajo serán: formación, patrimonio, economía, niños y jóvenes, organización. Todos los miembros de la Directiva han de estar en una u otra comisión; éstas se pueden ampliar y conviene que así se haga con cofrades de fuera de la Junta.

Las comisiones serán un medio para incorporar nuevos cofrades a las responsabilidades concretas de la Cofradía y, en su momento, podrán servir de base para la renovación de los cargos.

Artículo 12.- La Junta Directiva se renovará íntegramente cada cuatro años según el siguiente procedimiento:

La Junta Directiva cesante convocará elecciones dentro del tiempo cuaresmal.

Todos los cofrades que lleven un mínimo de dos años de antigüedad pueden ser candidatos a miembros de la nueva Junta. Formada la lista de candidatos se convocará junta general, en la cual tendrán derecho a voto todos los cofrades mayores de 16 años.

Los diecisiete miembros más votados integrarán la nueva Junta Directiva que entrará en funciones después de Pascua.

Los componentes de la nueva junta elegirán en su primera reunión, de entre ellos, los cargos de Hermano Mayor-presidente, Secretario, Tesorero y Síndico.

El elegido como Hermano Mayor tiene que llevar un mínimo de cinco años como cofrade.

Nota: Solamente serán elegidos los cargos de Hermano Mayor, Secretario, Tesorero y Síndico. El Consiliario es inherente al rector de la Parroquia de San Francisco. Los Vicepresidente, Vicesecretario y Vicetesorero serán nombrados por los nuevos cargos de entre los vocales.

Artículo 13.- Los cargos y vocales que integren la Junta Directiva han de asistir y participar en las reuniones convocadas. La falta de asistencia a cuatro reuniones consecutivas sin motivo justificado se considerarán renuncia al cargo.

Artículo 14.- Para la asistencia a las procesiones los cofrades vestirán hábito blanco de algodón en forma de túnica con botonadura verde-cofradía, cruz sobrepuesta en bocamanga izquierda (de color rojo) y manguitos con la correspondiente botonadura. Capucha verde (para los mayores de 16 años) con el emblema de la Cofradía bordado en color oro y plata. Capucha blanca para los aspirantes (hasta los 16 años) con cruz latina bordada en verde. Se ceñirán con un cordón de algodón verde, a excepción de los miembros de la Junta Directiva que podrán llevarlo de color verde y blanco. Llevarán guantes de algodón de color blanco y calzarán zapatos de calle. También será de uso obligatorio, como complemento del hábito, la utilización de las medallas con el emblema de la Cofradía que tendrá cada cofrade con su número de orden grabado al dorso; de color dorado (y en este caso con el nombre del cofrade grabado) para los que lleven más de 50 años en la asociación; de color plateado para los que lleven más de 25 años; y de color bronce para los de menos de 25 años en la Cofradía.

Artículo 15.- Cualquier modificación de estos estatutos ha de ser sometida a la Junta Directiva y a la Asamblea General para su ratificación. Después será sometida a la aprobación canóniga del Obispo de la Diócesis.

Mahón, abril de 2006

Los primeros estatutos de la Cofradía datan de 1942, año de la fundación. La última revisión y modificación efectuada es del año 1998. La redacción que se transcribe es la actualizada.